miércoles, 20 de agosto de 2014

Miedo...

 Sinceramente, no recuerdo si ese título lo he utilizado para alguna otra publicación, pero... seguro que si lo he utilizado es porque he sentido lo mismo en ambos momentos...
 Hace un tiempo que me están atacando las dudas, dudas sobre la chica en cuestión que me gusta... a día de hoy, después de dos meses, me sigue pareciendo imposible todo lo que hemos hablado, todo lo que hemos "hecho" y hace unos días me he empezado a venir abajo por las noches, pensando en que algún día se cansará de mí, como hace todo el mundo, me dejará de hablar, se irá como mismo vino y yo me quedaré vacía, me quedaré incompleta... y qué haré? No lo sé, pero... no creo que nada bueno, no llegaré al límite de quitarme la vida, porque hacer eso por amor, aunq sea muy romántico, me parece patético sabiendo que era un amor imposible y tampoco creo que me hunda en la miseria, estoy acostumbrada a que me dejen tirada... solo sé que será un cambio drástico, un cambio que nadie esperará y que notarán desde el primer momento... 
 Llevo 3 semanas sin verla, sí, he hablado con ella, pero... no poder abrazarla, no poder oler su perfume, no poder mirar cada gesto que hace cuando está hablando conmigo es una mierda! Necesito verla para sentirme bien, pero hasta dentro de un par de días, puedo irme olvidando de eso... La echo tanto de menos que no es consciente de lo que provoca en mí con un simple "buenos días"...
 Tengo miedo de que pasar tanto tiempo sin vernos, pueda distanciarla, pueda hacer que deje de "necesitarme" y esas conversaciones que se han convertido en rutina, vaya siendo cada vez más escasas y eso es algo que por nada del mundo me gustaría que pasará... 
 A lo mejor si doy el paso y se lo digo directamente y no a base de "indirectas directas", la suerte esté de mi parte, pero... me gustaría que eso fuera cara a cara, me gustaría ver su reacción, mirarla a los ojos y que sepa que lo que digo es totalmente cierto...
  Llevo un tiempo soñando cómo será todo después de que yo de ese paso, todo lo que haríamos, cómo nos comportaríamos y cada día que pasa estoy más enamorada de las imágenes que surgen en mi cabeza como si fueran flash-backs de algo que ya sucedió...
 Probablemente no esté a su altura y probablemente nunca estaré a la altura de nadie, pero... no puedo evitar ser feliz si encuentro a la persona que para mí es perfectamente imperfecta o perfecta a su manera...