domingo, 19 de mayo de 2013

Sufrir en silencio.

 Sí, esa será mi decisión, sufrir en silencio, dejar de cargar a la gente con mis "problemas", con mis trabes y boberías. Tendré que aprender a actuar un poco, tendré que fingir que estoy bien, poner buena cara y dejar de enfadarme con el mundo. Total, caso todo el mundo lo hace, casi todo el mundo tiene un "amor" por el que sufrir en silencio, un secreto imposible de revelar al primero que se te cruza delante.
 En parte, es como volver al principio, cuando no lo sabía nadie, que solo me tenía a mí misma para aclararme hasta que después de casi dos años, no aguanté más y tuve que contarlo. Será difícil, no lo niego, pero tengo que empezar a ser "autónoma", valerme de mí misma para solucionar las cosas, no sé si me servirá de algo, si terminaré hundiéndome en la miseria, pero todo sea por intentarlo.
 Por otro lado, el tema en sí, volví a tomar la decisión de olvidarlo todo, de pasar, de ser feliz (o intentarlo), dicen que querer es poder, y... Aunque a mí nunca me ha funcionado eso, sé que esta vez, sí quiero. ¿Que me rendiré con la primera palabra cariñosa? Puede, no voy a mentir, pero tampoco dejaré de intentar estar "fría". No hablaré, por una vez quiero que alguien me eche de menos, que me busque y quiera hablar conmigo. Si no lo hacen, hice bien en "apartarme", a fin de cuentas, no voy a rogarle a nadie que se quede en mi vida. No puedo quitarme de encima esa sensación de estorbo y empezó cuando la conocí. 
 Por hoy, he escrito bastante y más de lo mismo... Estoy pensando en dejar el blog, dejar de escribirlo, asi que... No se extrañen si no lo hago...
 Buenas noches.

viernes, 10 de mayo de 2013

Importante? Lo dudo...

 Hubo un tiempo de mi vida en que me lo callaba todo, que tenía que mentir para no ofender a nadie y sí, aún lo sigo haciendo, pero al menos ahora, cuando tengo que decir la verdad, la digo, aún sabiendo que puede doler y que se pueden enfadar conmigo, y es más, lo han hecho, se han molestado conmigo por decir la verdad, pero durante ese tiempo, me he "alejado" hasta que he notado que han recapacitado... 
 Mi problema es... Puedo ser la persona más alegre si me lo propongo, puedo aparentar no tener nada si ese nada no me afecta tanto, pero, no puedo, no puedo esconder mi cara detrás de sonrisas falsas, no puedo engañar a los demás y mucho menos puedo engañarme a mí misma... Soy una persona demasiado sensible, cualquier actitud, cualquier gesto e incluso, palabra, puede llegar a dolerme tanto como un insulto y sé que nunca seré capaz de saber el por qué de eso... Quisiera poder cambiar esa parte, e incluso, quisiera poder cambiar el miedo que me da perder a quienes me rodean... Quisiera, por una puta vez, confiar en mí misma y decirme que no la voy a cagar, que todo va a salir bien, que dentro de unos años, ellos seguirán estando ahí, pero mi puñetera actitud, siempre a la defensiva cuando algo me molesta... Eso es lo que me hace perder y estoy harta, harta de intentar, intentar, intentar y seguir siendo la misma subnormal de siempre, esa que se aparta en un grupo de gente, esa que cada dos por tres, tiene la estúpida sensación de molestar cuando habla... En fin, alguien que no me gustaría... 
 Mi confianza por los suelos, mi autoestima por el subsuelo y mi credibilidad, eso ya ni tengo... La gran mayoría de la gente me dice lo especial que soy, lo importante, lo buena persona y cosas así, pero... No sé si me engañan a mí o se intentan engañar ellos, pero lo que yo sé sobre mí es que... Soy cariñosa hasta el punto de plasta, muchas cosas me las tomo mal, que me paso de pesada con las personas que me importan, que odio que me hable cuando le intereso a todo el mundo, odio que los planes me salgan mal, odio cogerle cariño rápido a las personas, hablar con ellas durante casi 24 horas y cuando dejo de hacerlo, sentir que ya les aburrí... Pareceré posesiva en muchas ocasiones, no lo niego y eso es algo que también me molesta muchísimo de mí... Siempre que tengo que sacarme defectos, me encuentro muchísimos, creo que podría llenar un folio por las dos caras, en cambio, a la hora de sacar mis virtudes, podría dejar el folio con dos o tres cosas y tenerlas que pensar muchísimo... 
 No sé si esto será debido a todos esos años infravalorada, donde todo lo que hacía estaba mal y me lo tiraban a la cara como si no doliera, donde todo molestaba y no era precisamente la amiga perfecta... Siempre fui un segundo plato, alguien que estaba ahí para ocupar espacio, que decía paridas de las que nadie se reía... Esa subnormal que lloraba cada jueves y cada viernes por boberías de niñas chicas, esa que siempre cansaba de la misma retaila todos los viernes... Esa que NUNCA se hizo notar. 
 Sinceramente, no echo absolutamente nada de menos de esa época, y mucho menos me arrepiento de todo lo que me paso, por fin he aprendido a reírme de todo eso, ha darme cuento de lo infantiles que fuimos, pero eso no significa que las quiera de vuelta en mi vida ni mucho menos. Ahora he aprendido a vivir mi vida, aún un poco rara de tener tanta libertad, pero he aprendido a hacerlo y aunque me cueste creérmelo muchas veces, sé que soy feliz, no sé si más por obligación hacia mí misma o porque de verdad lo siento, pero lo soy... Después de todo, he conocido personas indispensables, incomparables e insustituibles. Pero eso jamás hará que me quiera un poco más, ni tan siquiera pensar en que para alguna de ellas soy importante, porque no lo creo, nunca lo he sido para nadie y dudo que las cosas cambien ahora...

martes, 7 de mayo de 2013

Fechas importantes...

A diferencia de algunas personas, considero importante recordar fechas, no, no me refiero a fechas de exámenes, trabajos y esas porquerías del instituto, sino a fechas que realmente significaron algo en tu vida, fechas que cambiaron todo en un momento, con una sola palabra o con un solo gesto. 
 Lo malo que tengo, es que recuerdo muy poca de ellas, en principio en las que conocí a casi todas las personas importantes, que de pasar a ser un grupo "grande" se ha quedado en un grupo reducido pero, de ese grupo, son menos las que tienen toda mi confianza... 
 El caso es que... Cada vez que llega una fecha importante, me siento bien, o sea, soy feliz, porque es como si fuera un cumpleaños solo que compartido con una persona imprescindible. Por eso muchas veces pregunto si saben el día que es... 
 También, soy muy de recordar las fechas en que se han formado las parejas de mi alrededor (no sé como puedo recodar todo eso y no apuntes de clase jajaja) pero eso ya es otro tipo de tema, no por nada, sino porque no vine a hablar de ellas.
 Hace poco, unas dos semanas, uní un día más a mis fechas importantes, un día que, sin pensarlo, me unió a una persona que jamás pensé conocer de la manera que lo estoy haciendo, una persona de la que me ha dicho maravillas y solo una persona me ha dicho cosas malas, la verdad, las dirá porque no la conoce (y para ser la prima, es raro) 
 Eso sí, si me preguntan por la fecha más importante entre las fechas importantes, diría, por supuesto, la suya, el día que la vi por primera vez, el día que me sonrió por primera vez y el día que sentí curiosidad por conocerla más... Hoy hace 2 años, 8 meses y 5 días de ese primer encuentro, y solo estoy deseando que llegue el día para intentar pasarlo con ella. Después de todo lo que me ha pasado, me parece increíble que alguien aún sea capaz de aguantarme años, cuando algunas no fueron capaces ni de hacerlo meses, pero bueno...
 Cuando me da el punto, suelo escribir "cartas" a esas personas en las fechas marcadas, ya que, a fin de cuentas, han marcado mi vida y sé que esa marca no será fácil de borrar.
 He de decir que, este ejercicio de recordar fechas, no sirve para historia, ya lo he intentado y no es lo mismo jajaja así que... No lo intenten. 
 P.D: últimamente no me siento inspirada para escribir, no me lo tengan mucho en cuenta. 
P.D1: no olviden sonreír siempre!

jueves, 2 de mayo de 2013

Como una amiga...

 ¿Qué coño estoy haciendo? ¿Por qué intento sustituirte? Pero... Pero, ¿qué coño? Si eres completamente insustituible, si nadie más me llena de la misma forma que lo haces tú... Pero... Pero, aún así siento la necesidad de hablar con personas diferente a ti que no me hagan sentir que molesto como haces tú... La verdad que, poco a poco, está funcionando, ya no siento esa gran necesidad de querer hablar contigo, aunque no lo hayamos hecho en días, a fin de cuentas y me remito a los hechos acontecidos (que fisno me quedó jajaja) sé que solo te acordarás de mí cuando alguien me nombre o cuando "te aburras", porque eso es lo que me has dado a entender... Tantos meses siendo yo la que iniciaba la conversación, tantos meses aguantando tus "sí","no","no sé" y todo eso con tal de saber de ti, de sentirte aquí a mi lado, pero, supongo, que en el algún momento tenía que darme cuenta que mis fantasías no eran más que eso, fantasías y que mis sueños jamás iban a hacerse realidad... No voy a negar que te sigo necesitando en mi vida, pero ya no de la misma manera que antes... 
 En algún momento tenía que pasar, en algún momento tenía que dejar de pensar tanto en ti y empezar a preocuparme más por mí y aunque me preocupe por mí, por dentro quiero saber de ti, escondiendo esas ganas tras una sonrisa día tras día... Estabas viviendo tu cuento perfecto de princesas en el que nunca quise pensar porque sabía que ese cuento no me incluía... Las cosas han cambiado mucho y sé que por más que lo hablemos, porque más que lo aclaremos, sí, puede que hablemos par de días seguidos pero, ¿luego? Luego volveríamos, de nuevo, a lo mismo, al no hablar, a extrañar... Y no, ya estoy cansada de ese juego y ahora me toca jugar a mi. No pretendo conseguir nada, porque nunca me ha gustado esa clase de cosas, simplemente quiero "alejarme" sin dejarte del todo, seguiré aquí cuando me necesites, eso no cambiará, a fin de cuentas, sigues siendo la más importante de mi vida, pero... Lo siento, debo ocuparme de llevar mi vida en una buena dirección, tal vez, no la correcta realmente pero, sí la correcta para mí en estos momentos.
 Ni siquiera sé por qué me disculpo por esto si nunca supiste nada, será porque, en el fondo, me duele tener que tomar esta decisión, pero no iba a amargarme la vida con alguien que no tendré en el presente y mucho menos en el futuro... Bastantes veces lloré al estamparme con la pared de la realidad como para seguir haciéndolo...
 Te quiero, te amo y esos sentimientos nunca cambiarán, pero aprenderé a quererte y amarte de la misma manera que tú lo haces conmigo como una amiga... Especial, pero como una de ellas.