viernes, 10 de noviembre de 2017

Para ti, aunque igual nunca me leerás.

Hola! 
Sí, no te asustes es a ti.
Y sí, me conoces.
Soy la chica tímida que conociste en un oscuro pasillo un día de enero antes de un examen... 
El día en el que la vida me daba un año más de vida y además, el destino me regalaba tu presencia, que sin yo saberlo, tiempo después iba a ser tan especial para mí. 
Sí, obvio que te vi, te miré a la cara y me pareciste guapa y sin hablar demasiado me transmitiste tranquilidad y esa es una habilidad que todavía posees.
 Tu tono de voz me relaja cuando por dentro estoy teniendo una tormenta. No me preguntes el por qué, no sabría decírtelo, pero te lo agradezco, hay veces en la vida que necesitas un suspiro de esperanza para seguir adelante y así es cuando hablo contigo, internamente me siento estancada en algún punto, pero tú consigues que vea algo a lo lejos, una luz al final del túnel.
¡Dios! Estoy sonando demasiado cursi enamorada, pero créeme que no es para nada con ese tono. Te lo digo con las mejores intenciones, por si en algún momento de tu vida dudas sobre que estás haciendo bien.
Como iba diciendo, me conoces, tal vez y solo tal vez, no sabes toda mi vida, no sabes de mi orientación, aunque tampoco hay que ser muy inteligente para saberla, igual tampoco sabes que me fijé en ti, sí, otra vez, pero esta vez me fijé de verdad, me fijé en ti más allá de lo físico, centrándome en cómo eres tú como persona y de momento no me has decepcionado... 
Eres una chica increíble, siento que contigo se puede hablar de cualquier cosa, así sea una bobería, de hecho, te ríes de muchas estupideces que digo y eso es algo que pocas personas hacen. Hablar contigo, a solas, se está volviendo poco a poco en uno de mis momentos favoritos del día, pero siempre me quedo con ganas de más... Me encantaría poder tener una conversación a las 2 de la mañana en la que ninguna de las dos tenga miedo a abrirse y a contar sus sueños o sus miedos, de esas conversaciones que aunque pasen años, siempre quedaran en el recuerdo de lo bonitas que fueron y sobre todo, por las cosas que conociste de la otra persona más en profundidad. 
Pero, y ahora va uno de mis miedos por adelantados, me da miedo hacerlo, me da miedo llegar a tenerla, porque sé que igual no será una conversación de dos, sino de tres, aunque también sé que ouede que me esté equivocando, porque se te ve una persona de confianza, pero no sé, tengo mis dudas...
Igualmente, tampoco creo que en algún momento hablemos más de lo que ya hablamos, nuevamente digo, puede que me esté equivocando, pero prefiero sorprenderme a que me den más palos... 
¿Sabes otra cosa que me encantaría? Poder abrazarte, así de espontáneo y sin miedo a que te quedes paralizada o con cara de "¿Qué coño hace esta niña?", pero sí, me gustaría poder abrazarte, va a sonar muy raro, pero me está empezando a crecer un sentimiento de protección hacia ti, no es malo, en absoluto, lo tengo con toda la gente que me importa, pero tú tienes todavía ese murito que no sé si se me permite transpasarlo, si es correcto cruzar esa barrera o no... 
Pero quiero que sepas, que muchas veces te miro, cuando tú no me ves y me imagino abrazándote, no digo en plan romántico, no me mal entiendas, sino un abrazo normal que le das a una amiga...
No sé qué tiene preparado el destino para mí contigo, no sé ni lo que pueda pasar mañana, pero quiero que sepas, que AHORA me he fijado en ti y que aunque a veces sienta que no voy a conseguir nada, yo voy a seguir intentándolo, voy a seguir dándote detalles que igual no vienen a cuento, pero me nacen, voy a seguir escribiendo sobre ti cuando mi cuerpo y mi mente lo necesiten, porque me siento más cerca de ti. Y aunque aún no lo sepas, porque no se ha dado la ocasión de decírtelo... Me tienes aquí, al otro lado de una pantalla o cara a cara si lo deseas, pero me tienes aquí para lo que necesites... 

lunes, 6 de noviembre de 2017

Pensamientos de un lunes (diferente)

  Cuando el Spotify salta de mi lista de reproducción a una lista aleatoria... Cuando dejas de hacerle caso a las canciones porque la mayoría no te las sabes...
  Pero de repente, suena una melodía o varias que por alguna extraña razón te recuerdan a ella...
  Ni siquiera son canciones de amor, pero esas melodías son tan simples que te recuerdan al sonido de su voz...
  Piensas en mandarle alguna, pero te das cuenta que no tienes la excusa adecuada y que estaría fuera de lugar...
  Más que nada porque no has buscado la letra de la canción y no quieres cagarla...

--------X---------

  Te pasas un fin de semana entero comiéndote la cabeza, porque la notas rara, seca, molesta...
  Pero al verla, todo cambia. Su sonrisa vuelve, su tímida risa está también presente y esas comillas a los lados de la boca no se van mientras tú estás a su lado.
  Notas que empieza a tocarte más de lo normal cuando habla contigo, aunque no sabes si a propósito o es inconsciente...
  Empieza a seguirte más el juego, a molestarte, aunque sea por una milésima de segundo...
  Te quedas estúpida mirando para ella y cuentas las veces que te mira mientras habla...
  Ahí empiezas a ver que la vida real siempre va a superar tus sueños, aunque sea por una milésima de segundo o por cualquier pequeña bobería que ocurra...
  Sigo sin estar enamorada, pero sí que las ilusiones están creciendo un poco cada día, está mal, ya lo sé, pero...
¿Quién soy yo para decirle a este pequeño e iluso corazón que pare?

sábado, 4 de noviembre de 2017

Vuelta a las andadas...

 Dios! Llevo como mil siglos desaparecida de aquí, así que... agradezcan a mi gran amiga Tomasa (Tomi pa los friends) el haber vuelto... Digamos que ella es mi mejor descubrimiento de este año, hacía muchísimo tiempo que no tenía tanta conexión con una persona nada más conocerla y no, tranquilos, ella es una amiga de verdad, no una más de la lista de chicas que quiero conquistar... Además, tiene que serle fiel a Pepillo JAJAJAJA nah, pero fuera coña... Llevamos solo 3 meses de clase y bueno, 2 dos de ellos hablando más que nunca y me siento una persona nueva gracias a ella.
Y nada, agradecerle a ella porque ha leído par de cosas mías y me dijo que escribía bastante bien, que debería tener un blog o algo que ella lo leería y pues... Aquí estoy de nuevo, contando nuevas batallas para ella y para el resto de personas que me lean.

Que eso no quita que siga teniendo mis noches de bajona, porque sí, mis queridos lectores, aquí donde me ven, 3 años más tarde, sigo sin pareja y embobada con una chica jajajaja. Pero déjenme decirles que sí tuve una novia, una chica de México que conocí por Twitter... estuvimos un año y 3 meses juntas, pero la cosa no llegó a buen puerto y pues, cada quien por su lado... Eso sí, me hizo muy feliz, aunque luego lo cagara todo cuando intentábamos volver a ser solo amigas.

Pero bueno, la chica nueva en cuestión. Rosa Rosita JAJAJAJA (no es su nombre, pero no pasa nada, tampoco la van a conocer) es una chica a la que vi por primera vez a principios de año, el día de mi cumple, en un examen de la asignatura del demonio, ella y yo solas en un pasillo a las 10 de la mañana... Ese día no le tomé gran importancia, porque estaba con mi ex novia y pues, tampoco es que me fijara mucho en como era ella, pero sí es cierto que me cayó bastante bien y quería tener algún mínimo de contacto con ella... Busqué su nombre por la lista de notas, busqué en Facebook para asegurarme que era ella, pero jamás me salió nada, así que desistí de buscarla... Luego volví a verla en los exámenes de junio-julio y ahí ya no estaba con mi ex, entonces sí me fijé más en ella, pero jamás fui capaz de hablarle, porque tenía miedo de que no se acordara de mí... ¿Cómo iba a saber yo que meses más tarde entraría por la puerta de mi clase, para estar en mi turno y tener menos una, el resto de las asignaturas juntas? Obviamente, no fui tonta, aproveché la oportunidad, hablé con ella un par de días hasta que fui capaz de buscar una excusa para tener su número (ah y sí se acordaba de mí, pueden imaginar mi emoción) pues nada, poco a poco hemos ido cogiendo confianza... Yo babeando cada día más por ella, porque encima siempre me siento cerca de ella JAJAJAJA y pues, haciendo trabajo duro a ver qué puede pasar con ella... Y en eso mi gran amiga Tomi me está ayudando un fleje, sé que si fuera por ella las dos estaríamos ya juntas, la Celestina JAJAJAJA pero bueno, tenemos que ir con cautela.

Y nada, este es un breve resumen de este tiempo que he estado missing, ya volveré con más cosas que contar.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches, desde donde quiera que me lean!
Sean buenos y sonrían!!!

viernes, 5 de diciembre de 2014

Alguien...

  Nadie, absolutamente nadie, se hace una idea de lo sola que me siento día tras día... Todas mis amigas o casi todas, con novios y con planes mejores que quedar conmigo, y lo peor es que me lo restriegan... He llegado a un punto en el que me he dado cuenta de que para mí, solo voy a estar yo, solo me entiendo yo, solo me doy palabras de aliento yo, yo, yo, yo... Sonará egoísta, pero... Quién es más egoísta? Yo por tener tiempo para el resto del mundo o el resto del mundo por no tener tiempo para mí? Creo que la respuesta es muy clara... 
  A ver, no me malinterpreten, me da igual que salgan con sus novios y que hagan su vida, pero... Joder, que yo también existoo... No soy solo un pañuelo en el que se pueden limpiar las lágrimas... Soy una persona, tengo sentimientos y hay cosas que me molestan, pero claro... A mí, la buena, la que hace el gusto a todo el mundo, no puede molestarle nada, porque en seguida se convierte en un bulldog... Me gustaría que por un momento, alguien se pusiera en mi lugar, que alguien pasara por lo que paso yo todos los días... Que alguien sufriera por amor como estoy haciendo yo, intentando no enamorarme más de una persona que no me corresponde, que alguien se viera solo cuando necesita salir y despejarse... Que se sienta impotente todo el puto tiempo por no poder hacer nada y no poder mandarlo todo a la mierda, solo por no hacer daño a los que están a su alrededor (aunque realmente no haya nada)... Me gustaría encontrar a esa persona que se pusiera en mis zapatos para que pueda juzgar mi camino... Un alma gemela, alguien que realmente se preocupe por mí, que me mire a los ojos y sepa que estoy mal, aunque esté con una sonrisa de oreja a oreja... Alguien que seque las lágrimas que aún no han salido de mis ojos, alguien que me rompa los esquemas y me haga sentir la persona más feliz del mundo, por el hecho de que está a mi lado... Es tanto lo que pido?? Ni siquiera pido que sea una persona perfecta, no pido que sea la belleza en persona... Simplemente, simplemente pido a alguien capaz de enamorarse de mí, a pesar de mis defectos, a pesar de que no soy un cuerpo 90-60-90, que no soy la más inteligente del mundo, ni soy miss universo en belleza... Alguien que me mire y sonría, alguien que me vea guapa hasta enfadada o con ojeras... 
  Solo pido a alguien que me llene más que la persona que me está llenando ahora...  
  Suelen decir que lo bueno siempre viene, solo hay que tener paciencia, pero... Yo llevo 18 años, dentro de unas semanas 19, teniendo paciencia y lo único que me han pasado han sido cosas malas... No puedo alardear de nada, porque todo me ha salido mal... No estoy orgullosa de nada de lo que me ha pasado en mi vida, no sé ni quién soy, porque he cambiado tantas veces (para gusto del resto del mundo), que no sé si quiera si tengo personalidad... 
  Dieciocho años sin una historia que pueda contar y decir "fue lo mejor que me pasó", dieciocho años sin encontrar a una persona, ya sea amiga o pareja, que no me deje sola en las malas... 
  Sinceramente, mi vida apesta y en ocasiones, me pregunto qué sigo haciendo aquí... No soy importante para nadie, por mucho que la gente diga, siempre hay algo mejor que yo o más bien alguien... Dejaría de hablar por whatsapp, que nadie se daría cuenta... 
  No piensen que soy una persona propensa al suicidio, pero... El todo es ponerse en mi situación y entender por qué digo las cosas... 
  He llorado millones de veces, es más, escribo esto y estoy llorando, pero tengo que secarme rápido las lágrimas, para que mis padres no se preocupen... En el fondo sigo siendo una niña que busca un poco de cariño y no ser el juguete de nadie... Supongo que el problema está en que me comparo con las amigas de mis "amigas" y salgo perdiendo... Ellas son todo lo que no soy... Porque yo siempre llego tarde a conocer a todo el mundo... Porque mis "amigas" de la infancia ya no están en mi vida y ya no tengo a nadie al que poderle decir "te acuerdas cuando de peques..." porque no, porque no hay una persona así en mi vida, todas me fallaron en un momento dado y ahora empiezo de cero en muchos sitios, por eso digo que llego tarde a conocer a las personas... 
  Sé que no mucha gente leerá esto, sé que nadie me dará su versión de la situación... Simplemente, necesitaba soltarlo, necesitaba desahogarme con "alguien", aunque esté a kms de mí y ni siquiera me conozca, simplemente... Necesitaba quitarme un peso de encimaa... 
  Lo único que espero, es que realmente, en algún momento, mi vida tome sentido, porque si no... 
  Quiero terminar una carrera, quiero sentirme realizada en algo, pero... quién se motiva con una vida como la mía? 

jueves, 16 de octubre de 2014

Me, myself and I again

 Tengo 18 años, no he tenido una vida perfecta, aunque si he tenido muchas de las cosas que siempre he querido. Tal vez, el hecho que de sea la princesa pequeña de la casa, pero la reina de papá sirva de mucho, a no ser que... Tengas a tu padre entre ceja y ceja por ciertas cosas... Pero todo queda en familia.
 A los 10 años surgió mi duda en cuanto a mi orientación, sí, lo sé, demasiado pequeña para saber ya sobre esas cosas... Todo empezó por culpa de la que era en ese entonces mi mejor amiga, me manipulaba como ella quería, porque yo la tenía en un pedestal y me dejaba hacer. Ella todos los días me hablaba de una profesora del colegio que estaba de buen ver (y para mí lo sigue estando), fueron tantas las ganas que le estaba poniendo, que consiguió que me obsesionara, de manera sana, con ella... Cosa que llegó a oídos de mi madre y me asusté, me asusté porque creía que iba a dejar de quererme por una cosa de niños pequeños, me asusté porque era algo nuevo para mí y ni sabía si estaba bien o estaba mal...
 El caso es que después de ese incidente, empecé a ver a las chicas con otros ojos, pero no dejé de tener novios por ello. El problema vino cuando me fijé en una amiga y justo en esa temporada tuve novio, no sabía qué hacer, no sabía si realmente quería al chico o solo estaba con él para que no sospecharan de mí. Al año siguiente de eso, aunque esto ya lo he contado antes, me enamoré de una amiga, en ese momento fue cuando asimile quién soy ahora, cuando asimile que amar a una persona de tu mismo sexo no es malo, siempre y cuando, sea amor sano y no dañino. Claramente, a esa chica no se lo dije hasta que encontré a otra persona, esa niña siempre había sido mi debilidad y sé que seguirá siéndolo, pero me dejó sola, se olvidó de mí por estar con su novio, pero saben qué? Que yo sigo esperando a que regrese, sigo esperando a que se dé cuenta de todo lo que hice por ella en esos tres años, en los que noche tras noche, no hice otra cosa más que llorar, por qué? Porque me odiaba a mí misma, me odiaba por ser cómo era y por enamorarme de quien no debía. Fui feliz? Sí, me hizo muy feliz y más feliz fui aún cuando me quise un poco más y vi que no hacía daño a nadie. Me dejó sola justo después de decirle que me había gustado durante tres años, ella siempre me dice que no es por eso por lo que se ha alejado, pero si no es por eso, hay cosas que no me cuadran...
Luego, apareció otra chica, la bipolar como yo la llamo, ella jugaba con mis sentimientos a más no poder, hoy me quiere, mañana me odia, pero era tan linda en sus momentos buenos, que no podía juzgarla si tenía un mal día. A ella también se lo dije, me trató súper bien, incluso mejor que cuando no lo sabía, eso sumó muchos puntos, pero a día de hoy, estamos enfadadas. Por suerte, antes del enfado, empecé a hablar con otra (sí, yo tampoco sé, ahora mismo, si juego a ambos lados o solo al de la acera de enfrente) bueno, pues esta última chica... Con esta última, creo que en algún momento tendré una mínima posibilidad (y seguramente me esté equivocando), pero hasta esa fecha, puedo olvidarme y seguir sufriendo. Con esta chica me he enfadado muy pocas veces, solemos hablar todos los días y siempre nos estamos riendo, pero de un tiempo para acá, las cosas no son iguales, ella está distinta, ya no gasta las mismas bromas y parece que ya le da un poco igual si hablamos o no...
 Pero adivinen: Universidad, conocer gente nueva, carrera en la que abundan las chicas... Exacto, conocí a otra, pero con ésta es todo muy raro, me pide millones de cosas, pero mientras no lo hace es como si yo no existiera, aunque no deja de mirarme... Estoy entre la espada y la pared, entre la rubia y la morena, entre la posibilidad y el rechazo... Por qué soy tan gilipollas que me gusta lo complicado? No lo sé...
 Como dije, mi vida no ha sido perfecta, a los 15 años me sacaron a lo bestia del armario, aunque yo no les he confirmado nada a esas personas que en su momento llamé amigas (entre ellas, la misma que me hablaba de la profesora) me sacaron a la fuerza a base de rumores por todo el colegio y estuve dos años al borde del suicidio, total en ese momento nadie me quería.
 En cuanto a amistad... Conocidos tengo muchos, amigos... Solo soy amiga de la gente cuando necesitan contar sus problemas, parece que soy el saco de boxeos de todo el mundo, pero yo no puedo tener uno, porque soy tan tonta, que no me gusta que la gente escuche mis problemas, por miedo a que sean una estupidez para ellos... A ver, no piensen que soy una forever alone, tengo amigas, pero... No me gusta contarles mis cosas, soy más de tragar y hacerme mierda... Eso sí, si alguien me hace daño, soy yo la que pide perdón sin razón ninguna, solo por el simple hecho de que no quiero perder a ese conocido al que tengo cariño... Nunca he conseguido ser muy amiga de las típicas populares, supongo que porque no soy el tipo de belleza que quieren como amiga, ni tengo el sentido del humor que les gusta... Eso tampoco es que me haya afectado en gran manera, pero es algo que siempre me ha llamado la atención, para cosas de clase,son las primeras que me hablan, ahora cuando es otra cosa, ciao...
 Qué cuántas amigas tengo? Pues... Si me quedan dos, de todas las que consideraba de pequeña que eran amigas mías, hasta muchas son... En el amor? Ya han visto que no es mi fuerte, las chicas que me gustan no juegan a mi favor, los chicos o están cogidos o son gays...
No sé qué tiene el futuro para mí, pero ya dudo de si es algo bueno... Y probablemente, para ese momento, siga sintiéndome tan sola como hoy en día.

jueves, 6 de marzo de 2014

Buenas noches, vida.

  Hola, buenas noches, aquí está una vez más la mayor idiota que hay en el mundo... tengo una vida tan asquerosa que ya ni merece la pena ser contada, porque es que le daría pena a cualquiera y no me va eso de ir dando pena... 
 Lo único que quiero es que por una vez haya un poquito de suerte para mí, no pido tanto, ni siquiera toda la suerte, me conformo con un el tamaño de un grano de arena, pero ni eso puedo tener... 
 Últimamente solo me invaden las ganas de mandarlo todo a la grandísima mierda y joder, el día que lo haga no cabrá nada más en la mierda... porque cuando exploto, exploto.
 En fin... esto es todo, no sé por cuánto tiempo, así que... hasta luego.
 Sean buenos y sonrían, porque el mundo necesita maravillas! :)

lunes, 24 de junio de 2013

Un día que recordaré de por vida!

Hey! Ya estoy de nuevo por aquí, la verdad sin muchas novedades, pero... Ya me hacía falta escribir un poco, ha pasado un tiempo considerable y no veo justo dejarlo todo así, en el aire...
 Pues nada, solo voy a escribir un día, un día que para mí fue, es y será el mejor día de este año que empezó como el puñetero culo. 
 La volví a ver, la segunda vez este año, pero que vale por muchas, era su orla, iba extremadamente preciosa y sinceramente, no sé cómo pude aguantar la baba jiji. Bueno, el hecho es que... Cada vez que revivo ese día, mi cara se ilumina y sale la típica sonrisa tonta que no puedes evitar, imaginense, por la calle me pueden llamar perfectamente loca jajaja, pero bueno, empiezo a contar.
 Llegué y la vi de lejos, si supiera cuánto la había echado de menos... Bueno, pues en eso que no estaba mirando, se acercó alguien a mí y me abrazó, yo de idiota voy y pregunto que quién era ajajaja pero después caí y me acomodé entre sus brazos, (me sentía muy segura ahí :$) y después lo remata con un juego de miradas y sonrisas que me iban matando poco a poco y aumentando mi amor.
 Finalmente, cuando acabo todo el acto, volví a donde estaba todo el mundo y vi como me buscaba desesperada y preguntaba por mí, pero me dio pena y me acerqué lentamente, me vio y vino "corriendo" a darme un abrazo mientras me decía "te echaba de menos", luego la típica foto y tiempo después... No separarse de culo de su novio, pero bueno, a pesar de eso, no me importó. 
 Volvió a cogerme de las manos y hacerme sentir vulnerable a su lado, cada vez que lo hace me siento como una niña chica el día de reyes, de verdad, no sé cómo consigue ese efecto en mí... Verla desde lejos y ver como cada dos por tres miraba para mí, aún teniendo a su novio al lado, me hacía sentir especial... Me estaba teniendo en cuenta y en el fondo, me gustaba. Pero como siempre, llegó el momento de la despedida, ese momento que cambiaría, pero no me importaría repetir y menos con ella, sus abrazos acompañados de "te quiero mucho" al oído, hacen que mi corazón se acelere a velocidades inimaginables y si encima, me abraza más fuerte que yo a ella, ya es que... Bff...
 Como le dije a una amiga, ese día salí más enamorada que cuando entré... Y sí, me entraron unas ganas inevitables de contárselo, pero... Mi boca no estaba por la labor de moverse, así que, proseguimos con la misma historia.